sábado, 30 de abril de 2011

“DE NUEVO…¿A PACTAR CON LOS NARCOS? por: Carlos Bernal Romero

Mis drogas son sin colesterol
Oído en Televisa


Con la matanza de jóvenes ahora en Cuernavaca y parece ser que no por el tan cacareado Crimen organizado, se volvió a poner en el candelero el:

Pactemos con ellos

Vayamos por partes.

Este caso cobró relevancia no por el número de muertos (siete), ni por la edad (casi todos menos de 30 años), ni mucho menos por el supuesto narco mensaje que dejaron en o junto a lo cuerpos.

Tomó notoriedad nacional debido a que una de las víctimas era hijo del escritor y poeta, pero sobre todo colaborador de la revista Proceso (¿Tú le crees a Proceso? ¡Yo tampoco!) Javier Sicilia.

Seguramente en su calidad de escritor la noticia hubiera obtenido unos cinco o diez minutos y un par de días más que una noticia similar a esta, para después dar el Paulletazo, pero al estar en la redacción del principal órgano anti Calderonista, el hecho dará más que hablar de lo habitual.

Con el dolor de padre por perder a un hijo joven y más así, está lógicamente consternado y como todos los mexicanos exige:

El fin de la violencia, seguridad y paz

Pero como articulista de Proceso (¿Tú le crees a Proceso? ¡Yo tampoco!), exige ¡faltaba más! La renuncia de Felipe Calderón, porque por su culpa mataron a su hijo.

También señaló que a manera de protesta no volverá a escribir hasta que el país vuelva a estar seguro (o lo que es lo mismo para la gente que piensa como él, se vaya Calderón), pero con la pena, es hasta ahora que oímos hablar de él.

Pero su postura principal es que pide al Gobierno Federal pactar con los narcotraficantes como supuestamente lo hicieron los presidentes del PRI, desde Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988).

El pacto era que las autoridades se hicieran de la vista gorda, siempre y cuando que además de no vender su droga en México, invirtieran su dinero creando casas de cambio para inyectar a la economía del país.

¿Es esto lo que quieres Javier Sicilia? Lo malo que resultaría casi imposible, porque no sólo hay dos o tres capos importantes y hasta amigos como en los 80, ahora son más de cinco y enemigos a muerte.

Además vender drogas en territorio mexicano ha resultado tan buen negocio que difícilmente los cárteles lo dejarían en este momento. Entonces cómo o cuál sería el nuevo pacto.

1.- ¿Vendan, pero no maten?

2.- ¿Si van a matar háganlo entre ustedes?

Nuestro más sentido pésame para Javier Sicilia, pero no por haber sido asesinado su hijo y ser anti calderonista se debe pactar con los narcotraficantes.


(5/IV/2011) (CARLOS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario