martes, 29 de diciembre de 2015

Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La Película y LA OPINIÓN por Fernando Martínez



Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La Película muestra el lado optimista de la soledad como alguna vez afirmara su creador Charles M. Schulz.


El antagonista de esta cinta es el miedo y la inseguridad de un niño inocente y tierno llamado Charlie Brown. No hay malos ni buenos, sólo niños comunes haciendo cosas comunes. Todos recordamos lo monstruoso que puede ser ir al colegio. A la edad de 6 años y desde la perspectiva infantil, la vorágine de la existencia humana y los problemas del mundo se vuelven gigantescos a lo que son en realidad.

Snoppy es nuestro alter ego (no sólo el de Brown), es al amigo aventurero que todos llevamos dentro, el loco e idealista que existe en la mente humana.

En esta cinta el homenaje a la amistad es claro, Snoppy es el cómplice de Brown en el sentido que el perro suele ser a veces más intrépido que el tierno niño.

Increíble que en la época del IPad Charlie Brown juega con una cometa y Snoopy te haga reír usando una máquina de escribir, pero más insólito es que le hayan apostado a los valores humanos sin ser moralista. 

Difícil en estos tiempos ver una caricatura en donde en la trama no aparezcan celulares ni la tecnología que hoy tanto se le quieren aferrar a la niñez.

La película conmemora el aniversario número 65 del cómic(1)
Charlie Brown nació antes, pero salió a luz como una popular tira impresa en siete periódicos estadounidenses el 2 de octubre de 1950, es en ese año cuando se vuelve popular y se convertiría en el referente de comic más importante e influyente del siglo XX en Estados Unidos. 

Pero Charlie Brown también impactó a una generación en especial, los nacidos entre las década de los 80´ porque traspasó la imprenta a la televisión. Charlie Brown se vuelve una caricatura después que en 1964 se creará uno de los especiales televisivos más vistos de todos los tiempos: “A Charlie Brown Christmas”, un especial de navidad  con el que rompió records de audiencia en la televisión estadounidense.

El Charlie Brown “de la tele” nunca dejó su carácter lírico e intelectual del que tenia “el de los periódicos estadounidenses”; ahora en el cine se vuelve a plasmar la misma particularidad. 
La verdad, no creía que los creadores lo iban a lograr, pensaba que como siempre se iba a tomar un personaje exitoso para explotarlo y ver qué se le podía todavía exprimir. Y es que las nuevas ideas parecen escazas en la industria cultural.

Iba con la incertidumbre de una desilusión , como sí me decepcionó “Don Gato”, “Cars 2” y  “Garfield” pero "Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La Película" respeta en su fondo y forma la esencia de la historieta y la caricatura.  La cinta es un cúmulo de "viñetas setenteras". Es entrañable.

Al final, la enseñanza para los niños es no dejarse llevar por el bulliyng que otro le puede hacer al más débil o acomplejado del salón, decir "moraleja" es insultar a los creadores, la historia es tan grande que le queda chico el adjetivo de moraleja, pero ver el porqué la niña pelirroja elige a Charlie Brown, sin dejarse llevar por lo que opinen los demás, es una buena esperanza para el mundo, es la enseñanza a la infancia de que los sentimientos de las personas son  lo que realmente deberían importarnos al elegir, no solo una pareja de baile, sino una pareja de vida , no solo una novia o novio ,sino un simple compañero de tareas.

Sí, Charlie Brown es una enseñanza de vida a nuestros hijos, “un respiro” del 25 de diciembre en el año que el Estado Islámico impactó al mundo con varios ataques terroristas a París.

Charlie Brown nos muestra que reírnos de la simpleza de la vida “es lo que todavía vende”

Esta película nos demuestra que cuando evadimos los problemas, o los estropeamos más, son divertidos a la vista de otro espectador

Así que no está mal después de todos ser un cabeza de chorlito. 

(1) Creado por Charles M. Schulz y desarrollado desde 1950 hasta su muerte en el año 2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada