domingo, 18 de septiembre de 2016

CRÍTICA A SHARK TANK MÉXICO Por Fernando Martínez


Antes de ver Shark Tank México tenía un prejuicio sobre este especie de reallity show con empresarios, porque lo relacionaba con el famoso programa The Apprentice (El aprendiz) que emitió la cadena NBC, el mismo que había hecho con el actual candidato republicano de Estados Unidos Donald Trump en el año 2005. 

Así que caché Shark Tank México mientras estaba en el cambio de canales (zapping) y la verdad, en los primeros segundos me quedé y nunca lo volví a dejar.

La emisión se puede ver en México y Latinoamérica por el 
Canal Sony Entertainment Television destinado al público hispano. 


Este proyecto es un éxito en términos televisivos porque como audiencia disfrutas de todo tipo de emociones y situaciones:

Aprecias los chistes de Tiburones y emprendedores.

Porque la imagen que el proyecto intenta generar es de un horrible suspenso y miedo (el título nos lo dice; intentar meterte a nadar con tiburones), pues es meter a un pequeño empresario a negociar con los grandes magnates, pero la verdad es que hasta tiene sus cosas chuscas. Y esto se agradece.


Pero como decía, también tiene otro tipo de emociones: lloras de coraje con los participantes, ríes de nervios, te emocionas por una negociación bien planteada, te da pena ajena cuando cachan en una mentira a algún participante, en fin, te pones en los zapatos de los emprendedores. 

Esto me recordó a lo que sufren los universitarios, no en su examen de titulación, sino más específicamente antes; en un ensayo con profesores, y otros alumnos espectadores donde los futuros titulados muestran el avance de sus proyectos de tesis, y por supuesto, los profesores "se acaban" a los estudiantes:

Les desmienten sus fantasías, les ponen los pies sobre la tierra, les debaten ideas, y con toda su experiencia les destruyen sus utopías.


Los tiburones, al igual que un comité de sinodales, saben identificar bien cuando una persona "vive en la luna", "se cree sus mentiras" o cuando alguien por convencer inventa "números alegres" en su proyecto.


Así, lo que ocurre en Shark Tank México es lo mismo que pasa en la sesiones de presentar avances de tesis en las universidades, pero ojo, ahí el sinodal no humilla al inexperto estudiante.

En Shark Tank México no se humilla a los participantes, se les habla directamente. Y esto en la cultura mexicana escandaliza porque los mexicanos todo se toman personal. Que en la forma de expresión: "hay que hablar bonito", que todo con favor y gracias

Por ejemplo; el mexicano llega a una tienda y dice:

"Buenos días, ¿cómo está?, disculpe me puede dar por favor una...

Pero hablar directo y sin eufemismos, es algo que a los mexicanos no se nos da. Por algo estos tiburones están donde están.  Porque no hablan bonito sino que van al grano.


Shark Tank México está hecho por gente inteligente para un auditorio inteligente, este programa no es para quien ve "Cien Mexicanos Dijieron" o "Ventaneando", es un concepto con una maquila muy fina.

Aquí no sólo hay inteligencia, sino una mentalidad "Primer-Mundista", no hay mediocridad, y tampoco hay soberbia desmedida. Se nota que existe experiencia (práctica) y por lo menos una carrera universitaria detrás de los tiburones que respaldan sus argumentos.(Teoría)


La visión que (yo) tenía de Arturo Elías Ayub cambió después de verlo en Shar Tank México, pues las malas lenguas lo difamaron diciendo que su éxito radicaba en haberse casado con la hija del hombre más rico de México (Carlos Slim). El programa me cayó la boca, le cayó la boca a muchos; el señor Elías Ayub es un empresario inteligentísimo, buena persona y hasta noble.

Ana Victoria García Álvarez brilla entre los hombres, entre tanto empresario no se ve "chiquita" , al contrario ser la única mujer en pantalla la valúa más, demuestra que no necesita ser un gran ogro para brillar entre los magnates-hombres de los negocios.


Rodrigo Herrera fundador de la empresa Genomma Lab, quien según la revista Expansión empezó su negocio porque empeñó su reloj,(1) es de los que más argumentan con verdad, pero no una simple verdad, lo hace con "esas verdades que duelen", las que te ponen un golpe para que te ubiques.


La única crítica que le he escuchado para con el programa es del periodista René Franco Velasco, ya que dice que los Tiburones no parecen cambiar de vestuario. Esto suponemos que es verdad, no se cambian de vestuario pero la razón parece ser muy obvia, no lo hacen porque su tiempo vale oro y no los veo perdiendo el tiempo en un camerino sólo por aparentar un cambio de día.

Pongámonos un poco banales y hablemos del vestuario para mí es uno de los detalles que destacan porque se ve que visten caro; por ejemplo, el traje de Rodrigo Herrera se nota de diseñador y de unas decenas de miles de pesos.

La edición del programa es buena, pero para los que nos dedicamos criticando la televisión llega a ser predecible en cómo abrirán el primer episodio (con un caso de éxito) y como cierran los cortes comerciales y los capítulos, es decir que para los que sabemos del timing en tv se vuelve predecible "la trama".


Por otra parte, la voz en off es buena así como la musicalización.

Como dato curioso fue impresionante para mí el episodio donde unos jóvenes promueven su empresa que fabrica alertas sísmicas. Luego Rodrigo Herrera les hizo una pregunta:

"¿Por qué esto no lo están intentando vender al Gobierno mexicano?" 

Y la respuesta que dio el joven emprendedor dejo fríos a todos en el foro, (me imagino que a los de la cabina también) y por supuesto a nosotros los televidentes:

"En México no lo hemos podido meter porque nos encontramos con un problema de corrupción", dijo el emprendedor. 

¡¿Qué?! 
¡Es lógico!, les pidieron "mordida", soborno o como se diga. Esto nos dejó muy impresionados y supongo que el equipo de producción hubo discutido si sacaba al aire esta declaración o no. Repito, lo supongo

Si no lo vio por Sony puede disfrutar Shark Tank México por el sistema streaming de Claró Video (Claro porque Claró es de Telmex y Arturo Elías también supo negociar la exclusiva de la transmisión). Esto se acaba en 9 episodios. 

(1) Revista Expansión
Nota: EMPEÑA SU RELOJ Y CONSTRUYE GENOMMA LAB
Sin autor.
Fecha de publicación: miércoles 9 de febrero de 2011
Fecha de consulta: domingo 18 de septiembre 2016
Encontrado en: 
http://expansion.mx/expansion/2011/02/04/empena-su-reloj-y-genomma-lab-triunfa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada