domingo, 28 de mayo de 2017

LA ÉPOCA DE ORO DE LA IGLESIA DE LA PASIÓN Por Manuel Adame


Su nombre completo es: "La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo", pero todos la conocíamos como "La Pasión". Estas son mis memorias y mi experiencia en la parroquia ubicada al norte de la Ciudad de México (1) durante la década de los 90.

Este templo católico tuvo su "época dorada"desde la década de 1970 al año 2000; y es que ahí había cientos de personas que se participaban en las actividades como miembros de sus coros, grupos y asociaciones. 

En su Centro Parroquial se movían:

Cinco coros parroquiales, Grupos para ancianos,y adultos; Boy Scouts, Catequesis para niños, adolescentes y adultos; Grupos juveniles; Alcohólicos Anónimos; además dentro de la parroquia existía un dispensario médico, todo esto a cargo de una docena de sacerdotes pertenecientes a la orden Pasionista.

La Congregación Pasionista tiene su matriz en España, pero en la década de los 70 se asentó en la colonia Guadalupe Tepeyac de la otrora Distrito Federal.

En 1971 se terminó de construir la parroquia y su arquitectura fue innovadora para la época:



Su sótano está diseñado para criptas con una capilla. Recuerdo que de niño, compañeritos del catequesis y yo bajábamos al lugar, como en una especie de aventura y travesura; y al entrar, veíamos un ángel de marmol con el dedo en la boca que indicaba la señal de "guardar silencio". Esta estatua siempre  me impresionó de pequeño.

En la planta baja está otra capilla para orar entre semana, también se ocupa el domingo para la celebración eucarística de los que no pueden subir escaleras o de los que están en sillas de ruedas.
Todos los días de lunes a viernes la misa era de nueve de la mañana. Actualmente también hay misa y a las siete de la tarde también.

En la planta alta está lo que a mi gusto hace de esta iglesia la mejor de la Ciudad de México. Una gran escultura de un "Cristo resucitado" cuelga a aproximadamente a veinte metros de altura; éste se observa majestuoso delante de un vitral igualmente imponente a sus espaldas:

No solo el diseño arquitectónico fue trasgresor para la sociedad de ese tiempo, porque "La Pasión" fue la primera parroquia en México en poner un coro que ocupaba batería e instrumentos eléctricos en la misa.

En su momento las viejitas se rasgaron las vestiduras, diría un amigo:

 "Las ratas de sacristía" 


Fue en el año de 1988 cuando entré, a lo que venía siendo Primero de Primaria pero del catecismo, sentí miedo como cualquier niño que entra a la escuela pero ese miedo duró cinco minutos. De esa etapa tengo solo ese recuerdo, presiento que Dios estuvo conmigo porque nunca volví a sentir ese temor; y al contrario, me gustaba asistir al catecismo.

También recuerdo que pasaron los años y mientras mi abuelita entraba a la catequesis de adultos yo entraba a la de niños; ella al salir me buscaba, me compraba una nieve, un chicharrón y nos íbamos a su casa; en la tarde veía una película de "Capulina".

La catequesis planeaba una salida anual (todavía la realizan) que era un paseo por La Marquesa y esto era toda una aventura: 8 camiones escolares se llevaban y todos los niños cotábamos los días por asistir a este paseo.


Pero el catecismo era "exitoso" porque asistían más de doscientos niños de cuatro a doce años de edad y para los jóvenes existía un grupo que era como una especie de "Secundaria y Preparatoria". 

El grupo se llamaba "Encuentro" y su horario eran todos los sábados de 4 pm. a 6:30 pm. ahí también te preparaban para el sacramento de "La Confirmación"; la gente se asombraba al pasar y ver cuántos jóvenes salían de las instalaciones del Centro Parroquial, algo así como se ve cuando en una secundaria salen los estudiantes.

Describo a los asistentes a "Encuentro":

No solo había los clásicos ñoños, había los primeros darcketos; recuerdo a uno que se metió y que se puso por sobrenombre "Ash". También existían jóvenes que vivían en Tepito; en el Estado de México; de Aragón y de las colonias Guadalupe Tepeyac, Guadalupe Insurgentes e Industrial; había sí, muchos fresas por éstas últimas colonias aledañas. 

Además de el catecismo, existía en la parroquia; un coro súper estrella, "El Coro de la Pasión" quienes fueron los pioneros en tocar instrumentos eléctricos en una misa.

Aunque había muchas personas que solo se paraban a Misa; La comunidad era muy cooperativa en cuanto a donativos, rifas, kermeses, conciertos a beneficio, recolección de ropa, recolección de alimentos, etc.

Yo fui uno de los cuatro jóvenes soñadores que se les ocurrió lanzar una gaceta informativa mensual llamada "Visión Católica"; recuerdo que eran los inicios del boom de la computadora e imprimíamos un original y el domingo muy temprano en la mañana íbamos a Oficce Depot  a sacar copias.

En Visión Católica fueron mis inicios en el periodismo y una vez hasta una de las dueñas de Grupo Radio Centro entrevisté. 

Por último, una de las remembranzas que me gustaría compartirles es El Festival Navideño que todos los años se hacía a principios del mes de diciembre; casi tan importante como los que en la escuela nos hacían hacer.

Era todo un caso, se decía que los de catequesis eran los que tenían el control de todo y se ponían celosos si alguien se metía en sus dominios. Así que la organización del Festival Navideño era para los poderosos

En este velada participaban todos los grupos; como en festival de fin de año de la escuela, los grupos se organizaban y había Pastorela, bailes de coreografías, sketches etc. Un show de todos para todos.

La gente llenaba el auditorio parroquial, que era tan grande como para pertenecer a una parroquia de colonia.

A veces me preguntó qué ocurrió en "La Pasión"; tuvo tanto movimiento y ahora sus pasillos y salones siempre están vacíos.

Veo sus instalaciones desperdiciadas, pienso: 

¡Cuánto se puede hacer aquí!

¿Qué pensará el propio Cristo, ¿se sentirá abandonado? ¿Será como el rico que está en una mansión pero no puede disfrutarla porque no hay nadie con quien compartirla?


¿Qué fue lo que hicimos mal como comunidad?

¿Qué pasó para que tantos jóvenes, niños y adultos dejaran de asistir a los diversos estudios bíblicos, a los Coros y a los Grupos Juveniles?

El domingo las instalaciones se llenaba en la mayoría de sus misas y ahora no se ve el mismo fenómeno.

¿Es quizás por la época, la modernidad, los años, por la crisis dentro de  la Iglesia Católica? ¿O fue también un exceso de confianza de los sacerdotes pasionistas?

¿Será que en las décadas de los 70, 80 y 90 las personas éramos más inocentes y nos alimentaba el asistir a la iglesia?

Exhorto a cualquiera que haya vivido alguna experiencia buena, mala o regular en esta entrañable parroquia para compartir y nutrir este escrito. Y ojalá algún día se vuelva a lograr la comunidad que era antes.


(1)La Iglesia de "La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo" está ubicada en: Basiliso Romo Anguiano 217, Guadalupe Insurgentes, Gustavo A Madero, 07870 Ciudad de México, CDMX. Teléfono: 01 55 5517 5908

*Algunas fotos pertenecen al sitio web Flickr.com
https://www.flickr.com/photos/eltb/3181298594/in/photostream/

No hay comentarios:

Publicar un comentario