miércoles, 28 de marzo de 2018

ALEJANDRA GÚZMAN EN SUS BUENOS TIEMPOS Por Manuel Adame


Alejandra Gabriela Guzmán Pinal (Ciudad de México, 9 de febrero de 1968) no sólo nació en los escenarios, sino que se gestó literalmente en ellos.

Hija de la actríz Silvia Pinal y del cantante de Rock Enrique Guzmán, Alejandra entró como bomba en el imaginario colectivo de los mexicanos. 

Se estima que Alejandra Guzmán ha vendido más de 20 millones de discos desde su debut. 15 Álbumes de estudio desde el año 1988.

Con una voz espectacular, un físico hermoso, una buena producción musical. La Guzmán no tendría porqué fracasar.

Heredó el talento de sus padres y la belleza de su madre. 

Una anécdota que se cuenta de ella, es que el cantante Luis Miguel Gallego Basteri "la tuvo en la mira". Un día Luis Miguel fue a buscar a su casa a Alejandra y al no encontrarla ahí fue donde tuvo el encuentro con la sobrina Stephanie Salas
Empezando la década de los 90, Alejandra Guzmán fue bella, sexy, famosa, cientos de políticos ansiaban un acostón con ella y por eso la acosaban con flores en todos los camerinos de las presentaciones en vivo que tenía por toda la república mexicana.

El más alto morbo que provocó la Guzmán en la mente de los mexicanos, fue cuando protagonizó la película "Verano Peligroso"(1991)

Ahí, el director la encueró hasta donde pudo.
Y la cinta tuvo su éxito por la escultural Alejandra que presentaba y no por el magnifico guion cinematográfico.

Ale abusó de las drogas, el alcohol y las cirugías plásticas. Y hoy, sólo nos quedan "los buenos recuerdos de los hermosos tiempos"

La cantante nos confesó que su niñez fue llena de soledad  en su tema "Bye Mamá". Nunca tuvo éxito en el amor, quizás por su mal temperamento y uso de estupefacientes.

Su más mediático amor fue con Gerardo Gómez de la Bornbolla.
  
Alejandra Guzmán forma parte de la cultura popular mexicana, en el año 2009, la cantante probó que su persona vale mucho ante "la prensa del corazón". 

La denuncia en contra de su cosmetóloga Valentina de Albornoz llevó a todos los medios de comunicación a darle gran cobertura a su caso. Revistas políticas como Proceso que difícilmente se dejan envolver por "los chismes" de la farándula reportaron el escándalo (1) 

Hoy, valga este escrito, en memoria de "la Alejandra bella-bella", a la que los adolescentes "le dedicaron minutos de diversión" en el baño o recámara de su casa. La espectacular mujer que recordamos en las portadas de revista, en los calendarios, en la televisón y en las portadas de los LPS, y literalmente paraba el tráfico.


(1)Alejandra Guzmán denuncia a Valentina de Albornoz. Redacción Revista Proceso.
Fecha de Publicación: 11 de Noviembre 2009
En:

No hay comentarios:

Publicar un comentario